Finanzas personales. Dolar americano

10 Tips de finanzas personales para jóvenes emprendedores

3 Comments

Si perteneces al grupo de jóvenes que se ha decantado por ser dueño de su propio tiempo y emprender un proyecto de negocio propio, entonces seguramente te ha pasado que te estresas pensando en cómo administrar tu dinero y sobretodo, como no mezclar lo personal con los negocios y como a muchos ha pasado: se gastan el dinero que iba destinado a un negocio en cosas personales.

Uno no llega solo a la meta, incluso si eres el único dueño del negocio, sabrás que llegaste a donde quisiste por el apoyo de muchas personas. Es importante que tengas un poco de paciencia y que cuides de tu dinero como un hábito. Y hablando de hábitos, te recomiendo que leas 10 hábitos para ser más eficiente y productivo

10 Tips de finanzas personales para jóvenes emprendedores:

  1. Construye múltiples fuentes de ingresos. Sácale provecho a tus habilidades, tu valor, tus gustos, tus conocimientos y tus conocidos. ¿Qué te puede generar una fuente de ingresos por más mínima que sea? Hazte esta pregunta, piensa analiza y haz una lluvia de ideas. En algo debes ser bueno y si es en varias cosas, mejor.
  2. Administra bien tus deudas. Existen dos tipos de deudas: la deuda constructiva, que es la que pides para invertir en un negocio por ejemplo, en tus estudios o en un proyecto personal que con el tiempo te generará ingresos, lo que te permite pagar tu deuda y te genera ganancia. La deuda destructiva es la que va destinada a cosas que con el tiempo perderán valor, como una comprar en una tienda de ropa, una comida en un restaurante, unas vacaciones, etc. Debes evitar a toda costa, la segunda. Puedes aplicar la regla del 30%. Si tu pago de deuda es menor al 30% de lo que generas mensualmente, puedes mantenerte a salvo.
  1. Clasifica tus gastos prioritarios: debes tener claro qué necesitas, qué quieres y si lo vale. Posteriormente realiza un balance del dinero que recibes y colócate un límite de lo que puedas gastar a la semana, debes aprender a gastar de manera adecuada.
  2. Ahorra regularmente. Guarda al menos el 10% del dinero que generas por tu cuenta o incluso si te lo dan tus padres. Siempre guarda el 10%. Así podrás creas una especie de colchón de gastos. Lo ideal es que no lo toques, pero en caso que tengas una emergencia y no dispongas de otra fuente de dinero, podrás usar esta. De igual forma, si disminuyes tus consumos de café, cigarros o bebidas alcohólicas, podrás ahorrar mucho más dinero. De ti depende.
  3. Utiliza tu tarjeta de crédito con responsabilidad. Úsala estrictamente cuando sea necesario. Cuando pienses en usarlo, primero pregúntate dos veces si es necesario que realices esa compra o si vale el gasto.
  4. Anota tus gastos. No tienes que sacar un cuaderno cada vez que realices un gasto, puedes anotarlo en el bloc de notas de tu celular. Al final del día suma los gastos y haz un registro en Excel de tus gastos mensuales. Anota cuando dinero generaste y cuando dinero gastaste. Analiza que gastos fueron innecesarios para que no vuelvas a repetirlo. Haz esto cada mes.
  5. Revisa regularmente los estados de cuenta: en muchas ocasiones se te pueden realizar cargos a tus tarjetas que desconozcas por error del banco o por alguna situación de fraude, debes estar pendiente y llevar el control de tus gastos para que esto no ocurra.
  6. Distribuye tus ingresos. Seguramente has escuchado hablar de gastos fijos y gastos imprevistos. Pues bien, ¿En qué gastas regularmente? Alquiler, medicinas, pasajes, estudios, hasta las idas a un café si es un ligar regular de trabajo para ti, ponlo todo por escrito, seguido del valor de cada cosa. Ahorro, también debe ser un gasto figo, por cierto.
  7. Invierte en educación. Seguir educándote es la mejor inversión que puedes hacer. En esta etapa es necesario apostar por desarrollar tu talento, los que te permitirá abrir y mejorar las oportunidades laborales.
  8. Lee. La educación financiera no es precisamente algo que nos enseñan en la escuela, ni siquiera en la universidad. Invierte al menos 15 minutos a leer sobre este tema, verás cómo te ayuda a administrar mejor tu dinero. En el futuro, verás los frutos.

Y hablando de lecturas, si estás emprendiendo un proyecto de negocio, no puedes dejar de leer este artículo, recuerda: la lectura es una inversión a largo plazo. Y no olvides leer el decálogo del emprendedor millennial.

 

 

 

 

 

0 votes