AMLO. Primer presidente de izquierda en México.

AMLO: nuevo Presidente de México.

Leave a comment

Primer candidato de izquierda en ganar la presidencia de México.

Fue un día histórico por distintas razones, entre ellas destacan: el más alto presupuesto registrado, con mayor participación (poco más del 60% del padrón electoral participó), y las más conectadas por la cantidad de usuarios registrados en redes sociales.

En lo digital, Seguidores, contenidos, impresiones y cuentas alcanzadas, todas esas cifras se conjuntaron una y otra vez durante el proceso electoral, ya que dieron un hashtag como “#Elecciones2018”, la cual dejó un total de 2 mil 200 millones de impresiones, de acuerdo con cifras de TweetReach.

Analistas políticos coincidieron en que uno de los motivos más determinantes a la hora de votar fue el enojo y el descontento de la población con la representación de los partidos tradicionales como el PRI  y PAN. Es muy probable que esto haya desencadenado que un candidato haya terminado la campaña  electoral con una amplia ventaja. Andrés Manuel López Obrador figuró como líder absoluto en las encuestas de intención de voto, comenzando en un 30 por ciento y finalizó con un contundente 50 por ciento.

Como ya sabemos, AMLO resultó vencedor y ya su solo nombre resultaba histórico por ser su tercera candidatura presidencial, pero también porqué es la primera vez que en México gana las elecciones un candidato de izquierda. AMLO también sería el presidente que cosecha más votos en la historia del país.

La victoria del candidato pone fin a un modelo de gobierno que prevalecía por lo menos desde 1988. A partir de ese año se forjó una especie de alianza de facto entre el PRI y el conservador Partido Acción Nacional (PAN). Muchas de las reformas económicas que se aplican desde entonces surgieron de ese acuerdo. Incluso el PAN gobernó el país entre 2000 y 2012.

AMLO puede verse como el candidato antisistema. Representa el cambio radical. No es de extrañar que para muchos críticos de la izquierda, como el estratega político J.J. Rendón, AMLO representa la oscuridad para México, muchos usuarios en redes sociales lo comparaban con el ex Presidente de Venezuela, Hugo Chávez o la reencarnación de un chavismo en México.

Representa una nueva forma de hacer política en el país. AMLO es ante todo un luchador social que empezó su carrera en comunidades indígenas en el sureste.

Ningún presidente mexicano ha tenido ese perfil. El más cercano fue Lázaro Cárdenas (1934-1940), quien decretó una reforma agraria para repartir tierras a los campesinos.

En la historia del país hay mandatarios que, aunque algunos académicos coinciden en que aplicaron políticas públicas parecidas a las de naciones socialistas, ellos no se definieron así.

Además de luchador social, López Obrador será el primer presidente elegido habiendo sido postulado por un movimiento de izquierda y que gobernará con esa plataforma.

La coalición que respalda a AMLO sí tiene ese componente, pues así se definen el Partido del Trabajo y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que la integra. El otro partido, Encuentro Social, es conservador, algo que también es inédito, pues en México no había gobernado un proyecto tan heterogéneo como éste.

¿A qué se enfrenta el nuevo Presidente de México AMLO?

López Obrador recibirá un país con problemas económicos, la mayor ola de violencia en 80 años, una incierta renegociación de su principal acuerdo comercial, escándalos de corrupción y múltiples denuncias por violación a derechos humanos.

Pobreza: El 1 de diciembre el nuevo presidente recibirá a México con casi 55 millones de personas pobres, según el gubernamental Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). La cantidad de personas en precariedad equivale al 45% de la población total de México, superior a 120 millones.

Delincuencia: 2017 fue el año más violento de los últimos 80 años. En doce meses se cometieron 29.168 homicidios, más que 2016.  Solo en Mayo de este año se cometieron 2.890 asesinatos, la cifra más alta en la historia para solo un mes. La gestión Peña Nieto, en caso de seguridad, registra los peores números de la historia del país.

Derechos humanos: expedientes complejos como el de Ayotzinapa, que se refiere a la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos en septiembre de 2014. Otro de los casos que destacan, es el de Pegasus (el software de espionaje que sólo se vende a gobiernos, como parte de su estrategia de seguridad nacional o lucha contra delincuencia organizada y terrorismo) y que en México se utilizó para intervenir las conversaciones de periodistas y defensores de derechos humanos. Existe una investigación que no se ha resuelto. Como tampoco la mayoría de los homicidios de periodistas cometidos durante el gobierno de Peña Nieto. Entre 2012 y mayo de este año fueron asesinados 116 periodistas. La mayoría de los crímenes permanecen impunes.

Una pregunta que ha sido bastante recurrente en redes sociales es, ¿Cuándo toma posesión el nuevo mandatario?

Como ha sido una tradición, el candidato electo tomará protesta el primero de diciembre, fecha en la que también iniciará su administración, sin embargo, tras la reforma política electoral del 2014, su periodo de gobierno concluirá el primero de octubre de 2024, es decir, dos meses menos, al periodo que anteriormente se estaba acostumbrado.

Comunicación Política en las elecciones mexicanas:

Durante el 1 de julio, le dio más de 300 mil menciones por hora al virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (@lopezobrador_), manteniéndolo como una constante tendencia al político tabasqueño, muy por encima de los temas que fueron acompañando a la conversación digital.

AMLO logró amasar la mayor cantidad de seguidores en Facebook y Twitter, con más de 3.5 millones y 4 millones 200 mil. Aunque cabe destacar que siempre se mantuvieron unidireccionales, ya que el candidato sólo emitía mensajes.

“El Bronco”, impuso historia al convertirse en el primer candidato presidencial en el mundo, en culminar una campaña política electoral a través de Facebook, amasando una alta expectativa entre sus seguidores, quienes aceptaron la decisión y lograron hacer sólidas las críticas contra los aspirantes con representación de partidos políticos, y sus gastos millonarios en la renta de estadios o plazas públicas.

Así las cosas en México. López Obrador y su gabinete tendrán que afrontar la realidad de un país envuelto en polémicas, iniciando un nuevo proceso en la historia de su país vale la pena preguntarse, ¿Logrará AMLO gobernar México? o ¿se unirá al grupo del Socialismo del Siglo XXI al estilo Chávez?

 

0 votes