Refugio

refugio
Refugio, así titulo la carta de hoy, porque necesitamos encontrar cobijo en algo, en alguien, en un 2020 que nos dejó descolcados.

Desaprender y aprender, parece el consuelo de esta obra llamada pandemia de una obra a medio vivir. Toca aprender que la vida solo es vida cuando duele o te trastoca porque al menos sabes que estás vivo. 

Todos los días nos despertamos con miles de nuevos positivos, récords históricos y una sensación de resignación o adaptación ante lo que hoy es normal. Pero, ¿cómo permanecemos ajenos a ese desaliento? Cada día puedo notar a las personas cercanas más agotadas y no ver la luz al final del túnel, ahogándonos. En parte, mi refugio es un viaje y se apagan los motivos para hacer saltar el corazón. 

No sé si es momento de esconderse, de replegar las alas y de calmar las aguas para despejar el refugio de nuestra vida en los meses por venir. No sé si volveremos a un nuevo encierro, pero lo que sí sé, es que debemos buscar cobijo en la belleza de las cosas y de las personas y creo que por eso, y solo por eso, la vida merece la pena. 

Como dice un compositor argentino que descubrí hace un año: desaprender lo que creo haber aprendido…

Y buscar, a pesar de los años,

A través del tiempo,

Caminar descalzo,

Caminar despierto.

Algunas de las cosas que me hacen sonreír hoy: la navidad cada vez más cerquita, la entrevista que vi ayer de Servando Primera (que increíble músico), la mirada de mi perro, un mensaje de mis amigos, el último libro que estoy leyendo… el brillo en los ojos de los niños, ese brillo no lo podrá cubrir nunca un antifaz. La casa siempre llena de flores, el olor de las velas, el sonido (absurdamente bello e implacable) de la lluvia, una taza de té caliente por las noches y el sol, que incluso en días nublados, se atreve a salir.

0 votes
About the author
Este artículo fue escrito por Maira Pereira, sociólogo, estratega política y corporativa y editora política. Escribe para medios digitales con enfoque millennial como Cultura Colectiva y Revista Young. Puedes seguirla en redes sociales como @mairapereiram o contactarla por e-mail a: maira.pereiram@gmail.com
48842361
A %d blogueros les gusta esto: