Baby boom y divorcios: las consecuencias sociales del coronavirus

La pandemia nos ha recordamos quiénes fuimos, estamos descubriendo quienes somos y nos queda saber quiénes y cómo seres cuando pase la pandemia. 

Son muchas las personas que se preguntan qué pasará después de la crisis y aunque no tenemos la verdad absoluta, si sabemos cuáles son las consecuencias sociales del coronavirus. 

Consecuencias sociales del coronavirus

Baby boom post coronavirus

consecuencias sociales del coronavirus

Hace pocos días, el mayor fabricante de condones del mundo advirtió que estamos a las puertas de la escasez mundial de preservativos. Y mientras ellos están produciendo al 50% de su capacidad después de un parón obligatorio como parte de las medidas para frenar el brote de coronavirus en Malasia, la demanda se ha disparado. 

Mientras los gobiernos decretan confinamientos, las personas se abstienen de tener hijos, especialmente cuando el futuro es incierto. 

Sin embargo, la historia demuestra que el fenómeno del Baby Boom ocurre precisamente como consecuencia de una gran crisis y este es el caso, pues el mundo no se enfrentaba a un gran reto desde la Segunda Guerra Mundial. 

Esto hace pensar a los expertos que habrá un repunte de nacimientos para finales de este año y comienzos de 2021. ¿Aún estás dudando que esto pueda pasar? veamos:

En 2017, una serie de apagones se produjeron en la ciudad suiza de Maennedorf, sufriendo varias semanas de cortes de luz. A los 9 meses se produjo un aumento de nacimientos. 

Un estudio publicado por el British Medical Journal destaca que las euforias deportivas cultivan las sensaciones hedonistas que concluyen en celebraciones íntimas y ponen como ejemplo la final del mundial de fútbol 2010, que provocó un pico de nacimientos nueve meses después. 

Los divorcios podrían dispararse 

La ciudad china de Xi´an reportó un aumento récord en las solicitudes de divorcios en las últimas semanas. Hay parejas que no esperan ni esperarán a que termine la cuarentena y el número de peticiones se ha disparado de tal forma que las oficinas han optado por otorgar citas y para el mes de Abril ya no hay disponibilidad. 

Un funcionario chino local afirmaba que “A causa de la epidemia, muchas parejas han estado juntas en casa durante más de un mes, lo que sacó a la superficie conflictos que permanecían escondidos». 

El divorcio puede ser una consecuencia de la cuarentena, pero que deriva de factores psicológicos y sociales como la pérdida de un empleo. Podríamos imaginar una pareja joven sin hijos en la que una de ellas pierde su empleo. Su pareja deberá cubrir los gastos por ambos y esto aunado al encierro, podría ser un detonador de no soportar la presión de los problemas. 

Por supuesto, no solo los divorcios podrían ser el fenómeno que aparezca. Las separaciones también podrían dispararse, pues la cuarentena fue la excusa perfecta para que muchas parejas decidieran pasar tiempo juntos, sin embargo, la convivencia en el encierro obligatorio muestra la personalidad real y la idealización de la pareja puede desaparecer y aunque esto pueda parecer algo bueno, lo cierto es que la convivencia puede mostrar la falta de compatibilidad o los intereses tan distintos, haciendo que el amor desaparezca. 

Presión psicológica

consecuencias sociales del coronavirus

Se podría pensar que estar en casa supone un tiempo para el descanso y la relajación, pero la cuarentena puede ser todo lo contrario. Pues el encierro obligatorio ha traído consigo ansiedad y depresión. 

La prestigiosa revista científica, The Lancet, ha publicado recientemente un informe en el que detalla cómo la mayoría de personas sufren consecuencias psicológicas graves, que pueden ir desde el estrés post traumático hasta la ira. 

Las causas que pueden provocar este tipo de males son, propiamente el encierro, miedo a infectarse, falta de información adecuada, pérdida de ingresos o la convivencia que puede resultar complicada. 

Especialistas afirman que las personas pueden padecer pesadillas y ataques de pánico durante y después de la cuarentena.

Soluciones:

Tener hijos en un futuro incierto o en un escenario donde muchas personas han perdido sus empleos, podría ser un acto de irresponsabilidad, pero negar la reproducción es inevitable en momentos de crisis, especialmente porque muchas personas lo consideran un «milagro» o una «esperanza» ante el futuro.

Lo cierto es que no podemos dejar que la ansiedad o la preocupación que causa la cuarentena cambie aún más nuestras vidas. Son muchas las actividades que podemos realizar mientras estamos confinados en casa. Aprender a estar con uno mismo y enfocarse en los aspectos positivos que puede tener la cuarentena, puede ser una forma de mantenerse enfocado.

Aún queda por ver cómo seremos realmente después de esto. Puede pasar que tendremos muchas ganas de acercarnos a los otros, especialmente a nuestros seres queridos o si seremos más cautos y precavidos por mantener el espacio con los demás.

Por obligación muchas personas no pueden tocarse y algunas deben convivir juntas durante tiempo indefinido. Cuando la obligación no exista, puede crear muchas tensiones para las relaciones interpersonales y eso será otra consecuencia generada de una pandemia que nos ha demostrado que nunca estamos preparados para una crisis, porque como humanos, creemos que nunca nos va a pasar.

Te puede interesar leer: 

Gracias por leernos. También puedes compartir este artículo con tus amigos, familiares, seres queridos y no tan queridos.
Miss Política
Aprender de política nunca fue tan fácil

0 votes

Miss Política

Deja una respuesta

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: