El genocidio de Ruanda en imágenes

100 días de matanzas de tutsis y hutus que dejaron unos 800.000 muertos, entre el 20% y el 40% de su población, representan uno de los episodios de la historia más crueles e injustos. 

A propósito del Día Internacional de Reflexión sobre el Genocidio cometido en Ruanda, que se conmemora cada 7 de abril, hemos recopilado 28 imágenes que explican cómo ocurrió esta tragedia.

El Genocidio de Ruanda en imágenes

  1. Ocurrió entre abril y julio de 1994 y es una de las páginas más tristes que se haya podido escribir en la historia. Al menos 800.000 personas fueron asesinadas.
Genocidio de Ruanda
En la imagen: una mujer ruandesa, con su hijo a la espalda, se derrumba en la carretera de camino al campamento de refugiados de Kibumba y Goma, el 28 de julio de 1994.
  1. La mayoría de las víctimas fueron Tutsis, pero también los Hutus fueron exterminados, a esta etnia pertenencían los autores de la matanza, aoldados del ejército y miembros de la milicia extremista Interhamwe (“Los que matan juntos”). 
Genocidio de Ruanda
En la imagen: refugiados ruandeses pasan junto a los cadáveres de un centenar de personas, cuyos restos fueron pisoteados en la ciudad fronteriza de Goma (en el entonces Zaire; hoy República Democrática del Congo), mientras huyen de la última ofensiva del Frente Patriótico, el 18 de julio de 1994.
  1. El mayor genocidio registrado en el mundo, según la ONU, comenzó la noche del 6 de abril de 1994, horas después de que el presidente del país, Juvenal Habyarimana, muriera tras ser alcanzado por dos misiles el avión en el que se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Kigali. 
En la imagen: varias personas ayudan a levantarse a un herido por los disparos de los miembros del Frente Patriótico de Ruanda en un campamento de Kigali, el 1 de julio de 1994.
  1. Juvenal Habyarimana, quién llegó al poder en 1973 mediante un golpe de Estado, pertenecía a la etnia hutu, mayoritaria en el país (la cuál representaba el 85% de la población antes del conflicto). 
  1. Los hutus atribuyeron el magnicidio a los tutsis del Frente Patriótico Ruandés (FPR), movimiento guerrillero con el que habían librado una guerra civil intermitente desde 1990. 
Genocidio de Ruanda
En la imagen, un anciano ruandés, agotado y hambriento, es llevado por familiares a un campamento de refugiados cerca del aeropuerto de Goma (República Democrática del Congo), el 7 de abril de 2019.
  1. En cuanto se corrió la voz de la muerte del presidente Juvenal Habyarimana, los hutus comenzaron a matar a tutsis y miembros moderados de su propia etnia: hombres, mujeres, niños y ancianos fueron masacrados a tiros y machetazos. 
Genocidio de Ruanda
En la imagen, desplazados ruandeses, que huían del baño de sangre, transportan contenedores de agua a sus chozas en el campamento de refugiados de Benaco en Tanzania, cerca de la frontera con Ruanda, el 17 de mayo de 1994.
  1. El 7 de abril, la primera ministra, Agathe Uwilingiyimana, y los soldados belgas de las fuerzas de la ONU que la custodiaban fueron asesinados brutalmente por los soldados del Gobierno. 
Genocidio de Ruanda
En la imagen: un soldado ruandés enfermo de cólera, en un hospital militar improvisado de Goma, el 26 de julio de 1994.
  1. Después de la masacre de sus tropas, Bélgica retiró al resto de sus fuerzas, seguida por otros países, lo que llevaría a que el 21 de abril la UNAMIR (Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Ruanda, en sus siglas inglesas) se viera obligada a reducir sus efectivos. 
En la imagen: un ruandés de la etnia hutu con una cruz huye junto a decenas de personas hacia la frontera de Tanzania desde el campamento de refugiados en Magara, cerca de la ciudad de Ngozi (norte de Burundi), el 31 de marzo de 1995.
  1. Ruanda, con ocho millones de habitantes, se convirtió en una inmensa fosa común ante la práctica pasividad de la comunidad internacional. 
En la imagen: una niña ruandesa ante una fosa común donde decenas de cadáveres van a ser sepultados, el 20 de julio de 1994.
  1. Las matanzas continuaron hasta principios de julio, cuando más de un millón y medio de ruandeses, sobre todo hutus, huyeron a Zaire (actual República Democrática del Congo), Tanzania y Burundi ante el avance de las fuerzas del FPR, que acabó ocupando Kigali y casi todo el país.
Genocidio de Ruanda
  1. La ausencia de una reconciliación entre los distintos partidos de Ruanda y la falta de respuesta de la comunidad internacional hicieron que la tragedia fuera aún más cruel. La capacidad de la ONU de reducir el sufrimiento humano en Ruanda se vio muy constreñida por la negativa de los Estados miembros a enviar tropas adicionales. 
  1. En apenas 48 horas, las ciudades fronterizas de Goma y Bukavu vieron llegar a 1,2 millones de refugiados ruandeses. Las infrahumanas condiciones de vida provocaron brotes de cólera, disentería, meningitis y otras enfermedades. 
En la imagen: el joven Nyabimana de 26 años muestra las heridas de machete en su cara a un comité de la Cruz Roja en Nyanza (Ruanda), el 4 de junio de 1994.
  1. El 22 de junio de 1994, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó una misión humanitaria de las fuerzas francesas, llamada la Operación Turquesa, que salvaría a cientos de civiles en el suroeste de Ruanda. En otras áreas, los asesinatos siguieron hasta el 4 de julio, cuando el FPR tomó el control militar de todo el país. 
Genocidio de Ruanda
  1. Los victoriosos tutsis del FPR formaron un Gobierno en Kigali e instaron a los refugiados a regresar al país, pero al mismo tiempo pidieron a la comunidad internacional la formación de un tribunal para juzgar a los hutus por genocidio. 
En la imagen: tres refugiados tutsis se acurrucan para protegerse del frío y la humedad mientras pasa junto a ellos un hombre con la pierna amputada, en un campamento al sur de Ruanda, el 20 de mayo de 1994.

15. Aunque la muerte de Juvénal Habyarimana desencadenó el genocidio, existía un conflicto más profundo, cuyas causas se remontan al periodo colonial del siglo XIX, cuando los belgas tenían el control del país y empezaron a clasificar a la población de acuerdo a su etnia. La inequidad en los beneficios entregados a cada una de estas ocasionó las tensiones.

Un niño armado con una pistola patrulla las calle de Kigali en un automóvil junto a partidarios del Frente Patriótico de Ruanda, el 9 de junio de 1994.

16. A los tutsis, que conformaban en 14% de la población, les fueron otorgados mejores empleos, por considerar que eran más parecidos a los europeos. Mientras que los hutus, mayoría en Ruanda, fueron relegados a tareas menos cotizadas.

Un niño ruandés espera para recoger agua frente a un grupo de soldados de Estados Unidos en el campo de refugiados de Kibumba (Tanzania), el 2 de agosto de 1994.

17. Se estima que al menos 800.000 personas fueron asesinadas, aunque algunas organización consideran que la cifra puede superar al millón de personas. Al menos 250.000 mujeres fueron violadas. 95.000 niños fueron ejecutados y cerca de 400.000 quedaron huérfanos.

Refugiados ruandeses transportan alimentos suministrados por la Cruz Roja, el 28 de julio de 1994.

18. Los medios de comunicación, y en especial la reconocida emisora Radio Mil Collines, sirvieron como instrumento oficialista al trasmitir llamados a matar a todo aquel que fuera miembro de la etnia tutsi, a quienes se referían como “cucarachas”.

Una niña hutu, perdida entre una multitud de 10.000 refugiados retenidos al intentar cruzar a Zaire (actual República Democrática del Congo), mientras las tropas francesas patrullaban la zona fronteriza, el 21 de agosto de 1994.

19. El 9 de abril de 1994 sucedió la masacre de Gikondo, en la que fueron asesinados más de cien tutsis refugiados en una iglesia católica. El 18 de abril de 1994, la Masacre de Kibuye sumó 12.000 tutsis a las estadísticas de muertes, fueron asesinados en el estadio de Gatwaro donde buscaban protección.

Cadáveres de refugiados sorprendidos en plena huida yacen a lo largo de una carretera, a unos 70 kilómetros al norte de la frontera entre Ruanda y Tanzania, el 8 de mayo de 1994.

20. El 23 de junio, la Organización de Naciones Unidas activó la «Operación Turquesa», con el fin de restablecer el orden en el país y mantener una zona de protección humanitaria ubicada al suroeste de Ruanda. Esta responsabilidad fue entregada a Francia, que años después, fue señalada de dar apoyo logístico a los hutus en la masacre y de proteger al gobierno mediante la operación.

Un refugiado se dirige a una fosa común con el cuerpo de su hijo, un bebé muerto por cólera, el 29 de julio de 1994.

21. Finalmente, en Julio de 1994, el Frente Patriótico Ruandés derrotó a las tropas gubernamentales conformadas por extremistas hutus y toma el control del país dando fin al genocidio. Fue formado un gobierno de unidad nacional con Pasteur Bizimungo, miembro de la etnia Hutu, como presidente, y Paul Kagame, representante del pueblo tutsi, como vicepresidente.

Un niño huérfano, con las piernas amputadas por debajo de la rodilla, descansa sobre una colchoneta en un orfanato de Nyanza, al suroeste de Kigali (Ruanda), el 9 de junio de 1994.

22. Kagame fue elegido presidente de Ruanda por el partido ‘Frente Patriótico Ruandés’ en el año 2000, desde entonces ha gobernado a la nación africana.

Niños ruandeses imploran a soldados de Zaire que les dejen cruzar la frontera para reunirse con sus madres, que habían pasado poco antes, 20 de agosto de 1994.

23. Un niño traslada en brazos a otro menor, desfallecido, a su llegada a un orfanato cerca de Goma, antiguo Zaire, el 19 de julio de 1994.

24. Un hombre consuela a su esposa, enferma de cólera, en un campo de refugiados, a 10 kilómetros al norte de Goma (República Democrática del Congo), el 21 de julio de 1994.

25. Una niña mira al fotógrafo entre los cadáveres de compatriotas pisoteados en la frontera oriental de Goma, en el antiguo Zaire, el 7 de abril de 2019.

26. Un rebelde del Frente Patriótico de Ruanda contempla un bate con clavos cerca de un puesto de control de la milicia, el 7 de julio de 1994.

27. Tres jóvenes refugiados transportan bidones de agua distribuidos por militares franceses en el campamento de refugiados de Mugunga, cerca de Goma, el 13 de agosto de 1994.

28. Una mujer hutu y sus hijos descansan durante su huida a Zaire (actual República Democrática del Congo), el 16 de agosto de 1994.

29. Hace 25 años Mutete pagó un alto precio por la locura sanguinaria de los genocidas hutus. Más de 1.000 habitantes de esta localidad murieron en el genocidio que, según la ONU, causó al menos 800.000 muertos, sobre todo entre la minoría tutsi, entre abril y julio de 1994. Ahora las dos aldeas están aprendiendo a convivir nuevamente, compartiendo todo lo que tienen, incluido el agua, como lo habian hecho antes del genocidio de 1994. 

Genocidio en Ruanda

Te puede interesar leer:

Gracias por leernos. También puedes compartir este artículo con tus amigos, familiares, seres queridos y no tan queridos.
Miss Política
Aprender de política nunca fue tan fácil
0 votes

Miss Política

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: