Preguntas que debes hacerte para saber si estás reduciendo tu huella de Carbono

Últimamente se habla mucho de la huella de Carbono, pero según una investigación reciente, la mayoría de las personas en el mundo no tiene la información necesaria para reducir sus emisiones de efecto invernadero de una forma eficaz. Y como en Miss Política nos preocupamos altamente por saber qué podemos hacer para hacer frente a la crisis climática

Luego de investigar en varios portales de internet especializados, hemos resumido las mejores opciones. Sin embargo, no todo es sencillo y hemos preparado 4 preguntas que debes hacerte para saber si estás reduciendo tu huella de Carbono. 

Una de las grandes preguntas que surgen es, si viajas en avión, ¿Puedes compensar las emisiones de ese vuelo haciendo cosas como conducir menos o apagar las luces de tu casa?

La respuesta es sí, pero existen opciones más efectivas. Y según un nuevo estudio, la mayoría de personas no son buenas para determinar cuáles opciones tienen mayor efecto en sus emisiones de dióxido de Carbono. 

Responde las siguientes preguntas con total sinceridad y lee las opciones que los expertos afirman son las más eficientes. 

4 preguntas que debes hacerte para saber si estás reduciendo tu huella de carbono

  1. ¿Volverse vegetariano o reducir los empaquetados?

Has decidido reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al convertirte en vegetariano durante un año. Tu amiga no quiere modificar su dieta, pero decide reducir las emisiones al comprar solo alimentos a granel (nada con algún tipo de empaquetado). ¿Cuántos años le tomaría a tu amiga reducir la misma cantidad de gases de efecto invernadero que tú?

  • Respuesta: Tu amiga tendría que evitar la comida empaquetada durante unos 11 años para lograr el mismo efecto que tiene un año sin comer carne, de acuerdo con un estudio de 2013.

Los investigadores reconocieron que “la eliminación total de los envases no es posible ni deseable”, y sólo generaría un 3 por ciento de ahorro en las emisiones. Es bueno recordar que esta es una medida del impacto climático, y si bien las emisiones de carbono de la fabricación de una sola bolsa de plástico son pequeñas, los desechos plásticos pueden tener efectos devastadores en los océanos, los ecosistemas y la vida silvestre.

  1. ¿Dónde están los acaparadores de electricidad en tu hogar?

Tu casa genera muchos gases de efecto invernadero, pero no todos los electrodomésticos y dispositivos son iguales.

¿Cuántas horas puedes dejar prendida una lámpara con una bombilla led y producir la misma cantidad de gases de efecto invernadero que una sola carga de una secadora de ropa?

  • Respuesta: Puedes dejar encendida una luz led por unas 300 horas, o 13 días seguidos, y obtener la misma huella de carbono que una carga de la secadora. ¿Quizás lo mejor sea usar un tendedero?

(El rango de respuesta correcto es de 272 a 354 horas, dependiendo del brillo de la bombilla).

  1. ¿De vacaciones?

Supongamos que vas a tomar un vuelo en clase turista solo de ida desde Nueva York a Londres. Quizás quieras compensar esas emisiones con no comer hamburguesas de cuarto de libra.

¿Cuántas hamburguesas deberías dejar de comer para neutralizar ese vuelo?

  • Respuesta: Deberías privarte de unas 278 hamburguesas. Ese es el equivalente a toda la carne consumida por un estadounidense promedio en 15 meses. Así que, si no tienes pensado quedarte en Londres y no quieres regresar a casa en un velero, tendrías que dejar de comer carne durante más de dos años para compensar las emisiones de tu viaje.
  1. ¿Son mejores los autos híbridos? ¿Cuánto?

Tienes un auto mediano y tienes conciencia ambiental, por lo que decides establecerte un límite estricto de 160 kilómetros por semana.

Si te cambiaras a un vehículo híbrido, ¿cuántos kilómetros podrías conducir y producir la misma cantidad de gases de efecto invernadero?

  • Respuesta: En promedio, podrías manejar unos 243 kilómetros, pero depende de los autos. Por ejemplo, si te cambias de un Toyota Camry a un Toyota Prius, podrías manejar 305 kilómetros, ¡casi el doble!

En palabras de un experto…

Estados Unidos y Canadá son dos de los principales emisores de gases de efecto invernadero a nivel mundial, tanto en emisiones totales como per cápita. En promedio, cada persona produce más de 15 toneladas de dióxido de carbono, uno de los principales contribuyentes al calentamiento global, cada año. Eso es alrededor de tres veces más que el promedio británico y unas ocho veces más que en la India.

Sin embargo, para muchas personas en todo el mundo, tomar un avión a París o comer menos filetes no es una opción para empezar. El año pasado, un informe publicado en la revista médica or eating fewer steaks isn’t an option to begin with. A report last year in the medical journal The Lancet sugirió que las personas que comen mucha carne roja, como los estadounidenses y canadienses, deberían consumir menos.. Pero no le recomendó lo mismo a las personas pobres, porque necesitan más proteína animal para tener una mejor salud.

“No vivimos en un mundo donde todos tienen una especie de presupuesto de carbono, como una tarjeta de crédito de carbono, donde solo podemos gastar X toneladas de CO2 por año”, dijo Shahzeen Attari, profesora asociada de la Universidad de Indiana en Bloomington que estudia las percepciones climáticas y la toma de decisiones. Attari no participó en la encuesta.

Comprender la clasificación de diversas actividades también podría ayudar a las personas que podrían tomar una sola acción amigable con el clima y calificarla como suficientemente buena. Si esa acción es el reciclaje, tendría un pequeño impacto en las emisiones en comparación con tomar menos vuelos o cambiar un SUV por una bicicleta.

Sin embargo, Attari dice que hacerlo mejor no tiene por qué significar una abnegación extrema.

“También existe la idea de que ser proambiental significa apretarse el cinturón”, dijo la investigadora. “No siempre es necesario que sea menos. Puede ser simplemente hacer lo mismo, pero de una manera mucho más inteligente”.

Bajar la temperatura un par de grados en invierno o reducir la carne puede tener un gran impacto en la huella de carbono, pero no requerirá una revisión completa de su rutina diaria.

“No tenemos que convertirnos en calculadoras”, dijo Attari. “Solo debemos saber cuáles son las cosas más efectivas que podemos hacer y, simplemente, salir y hacerlas”.

0 votes

Miss Política

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: