Nuevo Presidente de Colombia

La victoria de Duque y la lectura alternativa de las elecciones en Colombia

Leave a comment

El pasado Domingo, se realizó la segunda vuelta electoral en Colombia en la que resultó vencedor Iván Duque, el candidato apoyado por el ex Presidente Álvaro Uribe.  Estas elecciones se caracterizaron principalmente por el contraste y la amplia diferencia entre las propuestas de los candidatos y su espectro ideológico. Iván Duque, del Centro Democrático y Gustavo Petro, de Colombia Humana, representan las expresiones de derecha e izquierda en el país, por lo que se asumía que sin importar quien resultara ganador, dividiría al país en dos.

Los colombianos tuvieron que decidir entre estos dos hombres:

  • Iván Duque que es un abogado con estudios en Estados Unidos y que trabajó durante años en Washington D.C.
  • Gustavo Petro quien surgió de una ciudad del interior de Colombia y creció en una ciudadela obrera donde se aproximó al ideario marxista. Es economista con estudios en Europa.

Hacía mucho tiempo que no se veía este matiz tan marcado en Colombia, pues durante décadas, los colombianos asistieron a disputas por el gobierno entre liberales y conservadores que, aunque alegaban diferencias ideológicas importantes, tenían más semejanzas y puntos de confluencia que de choque.

Si bien la izquierda siempre ha estado presente en la vida política colombiana,  esta es la primera vez que esa opción política se aproxima a las urnas con posibilidades importantes de hacerse con el control del Gobierno. Carlos Gaviria había sido el candidato presidencial de izquierda que más lejos había llegado en las urnas. En 2006 fue a primera vuelta con Álvaro Uribe y obtuvo 2’595.000 votos. Pero Petro viene de superar de manera significativa esa cifra. En la primera vuelta logró 4’851.254 votos, lo que ha permitido que por primera vez un exguerrillero (Petro fue miembro del M-19) llegue a una segunda vuelta presidencial a disputar el poder.

El trofeo más importante que la izquierda colombiana ha logrado hasta ahora en las urnas es la Alcaldía Mayor de Bogotá, a donde llegaron Lucho Garzón, Samuel Moreno y el propio Petro. Por todo lo demás Duque y Petro tienen concepciones muy distintas en materia de principios ideológicos, modelo de Estado y prioridades a la hora de gobernar.

En resumen, Petro es partidario de una mayor presencia e intervención estatal en la conducción de los destinos del país, de que haya un Estado más fuerte y capaz de cambiar el rumbo de las cosas; mientras que Duque defiende un modelo donde se garantice y potencie la iniciativa privada y el libre mercado, con el acompañamiento de un Estado más eficaz.

Como es de suponer, es muy probable que el Gobierno de Duque se caracterice por ser muy parecido a la gestión de Uribe. Se estima que se defienda la seguridad, la inversión privada y  la estabilidad económica.

Cifras y datos de interés en estas elecciones:

Como se sabe, el triunfo en la capital del país es el más significativo. Petro resultó ganador en Bogotá, marcando una cifra récord de votación: 1.884.869, esto significa que la izquierda le sacó 437.184 votos a la derecha.

Duque ahora es el político que más votos ha obtenido para llegar a la presidencia.

Su partido, el Centro Democrático, obtuvo 10’373.080 votos, lo que le dio el triunfo en 24 de 32 departamentos, dos más (La Guajira y Córdoba) de los que había conquistado anteriormente.

Gustavo Petro Urrego, registró un crecimiento ostensible para la segunda vuelta, aumentando su votación en 3.168.374 sufragios, lo que representa 394.000 votos más que Duque (en términos de crecimiento) y le ayudó a convertirse en el candidato de izquierda que más alta votación ha sacado en la historia del país, con 8.034.189.

El 42% de la población es anti uribismo, lo que supone un duro reto para Duque al tener que tender puentes con este sector de la población.

Desde 2002 un candidato a la presidencia no gana en primera vuelta. En esa ocasión Álvaro Uribe fue elegido Presidente de la república con el 53,048% de los votos. En las elecciones de 2006, superó esta cifra y resultó nuevamente vencedor en primera vuelta con el 62,35% de los votos.  Esto nos hace suponer que los colombianos ya no se sienten identificados con los líderes políticos actuales, incluso en encuestas y estudios realizados se reflejaba el descontento de los colombianos con la gestión de los políticos en todos los niveles gubernamentales y no se sentían atraídos e identificados con los líderes políticos del país.

ivan duque

Iván Duque será el presidente más jóven en la historia reciente de Colombia. Llegará a la Casa de Nariño con 42 años recién cumplidos.

 

 

 

El registrador nacional Juan Carlos Galindo califica de «histórica» la participación de 52% en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en un país acostumbrado a que la abstención abarque a más de la mitad de los votantes.

 

Retos del Gobierno de Iván Duque:

Superar el clima de polarización que se vivió durante esta campaña. Y no hay duda de que contribuir a este propósito será una de las principales tareas de esta gestión.

Duque ha prometido revisar algunos aspectos del acuerdo de paz que firmó el presidente saliente, Juan Manuel Santos, con las FARC y eso puede complicar las cosas. Algunos exguerrilleros han amenazado con volver a la selva si ganaba Duque.

Varios analistas creen que estas elecciones podrían dar origen a un nuevo mapa político marcado por la existencia de dos grandes bloques: una nueva derecha y una nueva izquierda fuertes. Y un tercer bloque de centro, más bien pequeño, por lo que Duque se enfrentaría a grupos nacientes críticos de su Gobierno. Su reto será lidiar con esta crítica sin reducir su agenda política.

Asumir su postura ante la crisis de refugiados de Venezuela en territorio colombiano. Podría ser tan receptivo como lo fue Santos o incluso mostrar un mayor enfrentamiento diplomático con Venezuela.

Subir en los índices económicos que se han visto en descenso sobretodo en el último gobierno de Santos, uno de los factores que influyeron en dicho descenso fue el acuerdo de paz con las FARC.

Por último, lo que la mayoría de las personas aplauden es que la victoria de Duque cierra la llegada al poder de afectos al Gobierno de Nicolás Maduro y el chavismo en Venezuela. Y se sigue cercando a Venezuela en la región. Veamos que sucede con Colombia en los próximos años con esta nueva gestión.

0 votes