Libertad religiosa vs. libertad de expresión: el eterno debate en Francia.

libertad-religiosa-vs-libertad-de-expresion
Libertad religiosa vs. libertad de expresión: el debate vuelve a la mesa en Francia y aún nos preguntamos cuál de las dos prela a la otra.

En contexto:  ha pasado un mes de la decapitación del profesor Samuel Paty y a cinco años de la masacre del club parisino Bataclan y otros ataques islamistas que marcaron la noche más sangrienta en el país europeo desde la Segunda Guerra Mundial y en las últimas semanas la laïcité francesa ha invadido los diarios y los debates televisivos en Francia y en el extranjero. Ahora, el laicismo está cobrando más fuerza que nunca y se abre el debate nuevamente entre Libertad religiosa vs. libertad de expresión.

¿Qué es el laicismo?

El laicismo es un principio constitucional que implica la separación del Estado y las organizaciones religiosas y exige la igualdad de todos frente a la ley, independientemente de su creencias o convicciones.

El concepto defiende la libertad de creer o no creer en una religión, garantizando el libre ejercicio de todos los cultos, lo que también implica que nadie pueda ser obligado a respetar dogmas o normas religiosas.

El artículo 1 de la Constitución afirma que Francia es una república indivisible, laica, democrática y social: el laicismo es entonces uno de los cuatro atributos de ella. Según historiadores y analistas, es un principio altamente valorado en la ideología colectiva republicana del país.

Sin embargo, muchos se preguntan acerca de su futuro. Y es que la muerte del profesor Samuel Paty -decapitado tras haber mostrado a sus alumnos caricaturas de Mahoma- ha reavivado las inquietudes acerca del lugar de la religión y la libertad de expresión en el país.

En parte ante el temor de que un aspecto republicano tan valorado se pierda, analizan los expertos, en los últimos años ha crecido en Francia una vertiente más extrema: el laicismo radical.

Ateísmo de Estado vs Laicismo 

Libertad religiosa vs. libertad de expresión

El ateísmo de Estado, a diferencia de la laicidad o secularismo, promueve políticas antirreligiosas y ateístas. En el pasado, países como Francia y la Unión Soviética implementaron esta corriente.

El auge del radicalismo laico está ligado a las tensiones actuales entre algunos sectores de la sociedad francesa y el islamismo. Es una cuestión de retórica en el contexto actual. Hoy hablamos de radicalismo laico debido a las problemáticas relacionadas con el islam y en Francia actualmente existen grupos que promueven discursos antiislam, presentándose como movimientos laico. 

Los expertos concuerdan en que el incremento del extremismo islamista que Francia ha vivido en los últimos años ha dado impulso al laicismo radical en el país, aunque el apoyo a esta ideología sigue siendo minoritario.

El surgimiento de un islam radical ha generado tensiones y fomentado otras corrientes radicales: es una especie de efecto espejo. En toda sociedad se da este tipo de efectos y no olvidemos que Francia es un país en el que alrededor del 10% de la población se considera musulmana. 

La historiadora Sylvie Pierre sostiene que ni la islamofobia ni el laicismo radical son el camino a seguir si se quiere combatir el radicalismo islamista.

«Muchas mujeres y hombres musulmanes están integrados desde hace mucho tiempo en nuestra sociedad, en la vida cotidiana, y el laicismo republicano precisamente nos permite convivir. El laicismo radical simplemente acaba con ese principio de tolerancia y de libertad de conciencia», concluye la experta.

Libertad religiosa vs. libertad de expresión 

Libertad religiosa vs. libertad de expresión

En 2011, la revista satírica Charlie Hebdo sufrió un ataque terrorista luego de haber publicado imágenes de Mahoma. 

La sátira antisistema de Charlie Hebdo, que se mofa de la extrema derecha y de aspectos del catolicismo y del judaísmo así como del Islam, había causado polémica durante mucho tiempo.

Pero fueron sus caricaturas del profeta Mahoma las que provocaron amenazas de muerte contra el equipo editorial y un ataque con bomba de gasolina en sus oficinas en 2011.

Charbonnier había defendido firmemente las caricaturas como símbolo de la libertad de expresión.

«No culpo a los musulmanes por no reírse de nuestros dibujos», dijo el editor en 2012. «Vivo bajo la ley francesa. No vivo bajo la ley del Corán».

Tras el ataque de 2015, miles de personas salieron a las calles en protesta y el hashtag #JeSuisCharlie (Yo Soy Charlie) comenzó a ser tendencia en todo el mundo.

Ahora, el debate sobre la libertad religiosa vs. la libertad de expresión vuelve a la mesa y aún nos preguntamos cuál de las dos prela a la otra. 

El papel de los medios 

Libertad religiosa vs. libertad de expresión

En noviembre de 2016, pocos días antes de lanzar oficialmente su candidatura al Palacio del Elíseo, Emmanuel Macron lamentó la costumbre francesa de revivir debates dolorosos cada vez que los terroristas derraman sangre en nombre del Islam.

«Con demasiada frecuencia, cuando debatimos sobre el Islam, lo confundimos todo», dijo Macron al sitio web de noticias de investigación Mediapart. «Es una locura reavivar estos debates cada vez que hay un ataque terrorista».

Cuatro años después, esos debates han vuelto para atormentar al presidente francés, reavivados por comentaristas, políticos y miembros de su propio gobierno en medio de una nueva ola de ataques perpetrados en suelo francés por radicales islamistas.

Para colmo de males, la discusión esta vez se ha vuelto global, con todos, desde analistas con sede en Estados Unidos hasta el homólogo turco de Macron, Recep Tayyip Erdogan, interviniendo en el debate y dando conferencias a Francia sobre la necesidad de respetar la religión e integrar mejor a su gran población musulmana.

Si bien las burlas de Erdogan no fueron una sorpresa, muchos en Francia se han sorprendido y enojado por la falta de solidaridad percibida por parte de los comentaristas angloamericanos, ninguno más que Macron, un ávido lector de la prensa en idioma inglés, que se ha tomado un tiempo de su apretada agenda para reprender a los medios de comunicación por su cobertura de su país.

0 votes
48842361
A %d blogueros les gusta esto: