Los Rohinyá. Pueblo “Sin Estado y sin amigos” y víctima de un exterminio.

Los Rohinyá. Pueblo “Sin Estado y sin amigos” y víctima de un exterminio.

2 Comments

¿Quiénes son Los Rohinyá?

Los Rohinyas forman un grupo de alrededor de un millón de personas, concentradas como grupo étnico en el norte del estado de Rakhine (antiguamente Arakán), en Birmania, cerca de la frontera con Bangladesh. A diferencia del 90% de la población birmana, que profesa el budismo, los rohingyas son musulmanes.

Oficialmente, son tratados como inmigrantes bengalíes, están confinados en grandes guetos -en condiciones muy precarias- y no se frena la violencia que se ejerce contra ellos: ni cuando los ataques vienen del odio del vecino ni cuando los aplica el Gobierno.

Pueblo no reconocido.

Los Rohinyá a lo largo de los años han sufrido constantes persecuciones Myanmar, lo que hoy conocemos como Birmania, con el budismo como religión mayoritaria.

Los Rohinyá no son considerados como grupo étnico, por lo que no poseen reconocimiento oficial  por parte del Estado.

Los Rohinyá afirman que son indígenas del estado de Rakhine descendientes de comerciantes árabes, pero el Estado birmano asegura que son migrantes musulmanes que se originaron en Bangladesh y emigraron a Myanmar durante la ocupación británica. En la actualidad el origen de este pueblo, sigue siendo debatido.

Inicio del conflicto:

Su vida como minoría dentro del país no ha sido, pues apacible, por esta sospecha sobre el forastero. El conflicto entre musulmanes y budistas se remonta a la Segunda Guerra Mundial: en 1942, los Rohinyas se enfrentaron a los budistas locales; los primeros estaban apoyados por el Reino Unido y los segundos, por Japón.

Aunque no existen cifras exactas se estima que la represión a niveles históricos contra este pueblo ha generado una diáspora de al menos un millón de personas alrededor del mundo.

En el año 2012, al menos 100.000 Rohinyas huyeron de sus casas en medio de enfrentamientos mortales entre musulmanes y budistas.

 

Mujeres refugiadas de rohinya sostienen pancartas en un campo de refugiados en Bangladesh (Reuters)
Mujeres refugiadas de rohinya sostienen pancartas en un campo de refugiados en Bangladesh (Reuters)

¿Qué generó la crisis de refugiados de 2017?

La situación, siempre tensa, se volvió a agravar a finales de agosto del pasado año, cuando insurgentes del ARSA realizaron varios ataques contra puestos de Policía y una base militar, a lo que las fuerzas de seguridad birmanas replicaron con una campaña de represión aún más intensa contra todo el pueblo, un castigo colectivo.

Cerca de 400 personas murieron en enfrentamientos y confrontaciones militares, al tiempo que alrededor de 73.000 huyeron al vecino Bangladesh, según recuento presentado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que ha calificado esta crisis del pueblo Rohinya como una de «las más largas del mundo y también una de las más olvidadas».

Violación a los derechos humanos.

Desde la independencia del país, en 1948, han sido víctimas de negligencias, torturas y represiones constantes.

El Estado les prohíbe casarse o viajar sin permiso de las autoridades y no tienen derecho a poseer tierra ni propiedades.

Para Septiembre de 2017,  al menos unas 120.000 personas se encontrabas confinadas en campos para desplazados.

La segregación ha ido en aumento y los Rohinyas se concentran sobre todo en Maungdaw y Buthidaung, en la remota zona del norte de Rakhine, uno de los estados más pobres de Myanmar.

Según datos oficiales de la ONU, para Octubre de 2016, los Rohinyá se vieron obligados a huir del país debido a violaciones a los derechos humanos tales como asesinatos de bebés, golpizas, desapariciones y violaciones en grupo en una zona sellada de Maungdaw por parte de las fuerzas de seguridad.

Más de mil personas han fallecido y otras 270.000 han escapado al vecino Bangladesh desde Birmania.

DATO CURIOSO: En 2017, 13 Premios Nobel criticaron abiertamente en una carta a la premio Nobel de la Paz, Aung Sang Suu Kyi, quien tras dos décadas bajo arresto domiciliario lidera ahora el Gobierno de Myanmar.

Suu Kyi negó las acusaciones de limpieza étnica y aseguró que el gobierno birmano «le daría bienvenida y seguridad a los Rohinya que quieran regresar».

Según ACNUR, la crisis del pueblo Rohinya es una de las más largas del mundo y también una de las más olvidadas.

¿Qué hace el mundo para solucionar el conflicto?

La persecución de los Rohinya está causando una ola de indignación entre la comunidad musulmana de todo el mundo, especialmente en el sureste asiático y, menos, en el mundo árabe.

El secretario general de la ONU, António Guterres, se ha mostrado «profundamente preocupado» por los informes que llegan sobre la violencia ejercida desde el Gobierno de Birmania y ha instado a «la moderación y la calma» para evitar una catástrofe humanitaria. «La situación actual subraya la urgencia de buscar enfoques holísticos para abordar las complejas raíces de la violencia», afirmó el portavoz de Guterres, Eri Kaneko.

Sin embargo, no se ha producido ninguna condena ni ninguna por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, donde Birmania cuenta con el apoyo de dos miembros permanentes -China y Rusia- que bloquearán cualquier tipo de castigo.

Desde la redacción de Miss Política, creemos que es vital difundir esta información para concientizar a las personas sobre esta crisis que a menudo es silenciada, informar y educar a nuestros lectores sobre conflictos humanitarios que pueden ocurrir en cualquier lugar del mundo.

Ayúdanos a difundir este post para que el mensaje llegue a más usuarios alrededor del mundo.

 

Los refugiados son personas que huyen de sus países porque tienen un miedo fundado a ser perseguidos por motivos de raza, religión, nacionalidad, opción política o por ser miembros de algún grupo social en particular. Un refugiado, o bien no puede volver a su país, o tiene miedo de hacerlo.

 

Leer post >> 5 conflictos que ocurren hoy en el mundo y la mayoría de la gente ignora.

0 votes