El muro de Berlín: cuándo una idea dividió al mundo


¿Qué es el Muro de Berlín?

El muro de Berlín, construido en la noche del 12 al 13 de agosto de 1961, caía dinamitado por la explosión del fracaso del sistema comunista en la Europa Oriental, el 9 de Noviembre de 1989, cincuenta años después de que la Segunda Guerra Mundial finalizara.

Tiene connotaciones especiales en alemán. «Die Mauer» no significa simplemente un muro es «EL muro», el muro que simbólica y físicamente ha dividido a las «dos Alemanias» desde su construcción.

El muro de Berlín fue una construcción de 12 kilómetros que separaría a Alemania en dos. La de occidente, sumergida en ideologías capitalistas. Y la de oriente, en la que se gestaba un modelo político comunista.

La estructura del muro es una auténtica obra de ingeniería bélica, diseñada para cumplir a la perfección el fin al que estaba destinado.

Su construcción es especialmente apropiada. Se trata de una serie de postes metálicos distribuidos a intervalos regulares, unos 1′ metros, que cumplen una doble función. Por un lado sujetan una verja electrificada que en el mejor de los casos dispara una alarma al ser tocada, y en el peor electrocuta al fugitivo.

La frontera, estaba protegida por una valla de tela metálica, cables de alarma, trincheras contra los vehículos rodados, una cerca de alambre de púas, 30 bunkers y más de 300 torres de vigilancia.

Desde aquel 13 de agosto de 1961, que se sepa en Occidente, al menos 72 personas han muerto cuando trataban de huir.

Los heridos en fuga por arma de fuego asciendo a 113. Solamente 5.000 personas han logrago escaparse con bien de la RDA a través del muro, y otros 3.100 fueron detenidos cuando lo intentaban. Pero el número total de fugas frustradas es desconocidos, pues la RDA nunca lo ha revelado.

El muro de Berlín. ¿Qué ocurrió el 9 de Noviembre de 1989?
Fuente: Muy Interesante Historia.

Historia del Muro de Berlín.

Cuando la guerra se dio por terminada, Alemania fue dividida en cuatro zonas de ocupación, tomadas por EU, la RU, Francia y la URSS. Lo mismo sucedió con Berlín, a pesar de estar en territorio Soviético.

Mientras que las primeras tres naciones se unieron para llevar a cabo el Plan Marshall –destinado a reconstruir la nación y de darle estabilidad financiera– la Unión Soviética se rehusó a colaborar con el resto, ya que Joseph Stalin, su líder, quería mantener control de la zona y generar un bloque europeo que incluía a Polonia, Hungría y Checoslovaquia.

Esas fueron las bases que motivaron la creación del Muro de Berlín, una construcción que se encargó de dividir en dos partes a una nación destruída. En Occidente se mantenía la influencia capitalista, mientras que en Oriente el socialismo de Stalin dominaba.

Aunque para fines prácticos Alemania era un país libre, su gobierno estaba influenciado por las otras naciones. A poco de terminar la guerra, el gobierno de Stalin comenzó a presionar a los regentes de la zona soviética a realizar tareas en beneficio de la URSS.

Previo a la construcción del muro, la parte Oriente se vio influenciada por las doctrinas Marxistas-Leninistas del socialismo y para 1948, Stalin se rehusaba a colaborar con Occidente, así que decidió bloquear el paso de su zona de Berlín a cualquier tipo de transporte, incluyendo provisiones de comida; aunque tiempo después lo abrió de nuevo.

En 1949 oficialmente se declaró la República Democrática de Alemania, independizándose del resto del país, dejando a la capital dividida. En Occidente se declaró la República Federal de Alemania con una economía capitalista cada vez más próspera.

La Guerra Fría llegó a su punto de tensión más alto en ese momento. Estados Unidos y la Unión Soviética mantuvieron fuertes tensiones durante décadas y ese muro era una metáfora de cómo se encontraba el mundo en ese entonces.

Las Revoluciones de 1989 es el nombre que se le da al cambio social que sufrió Europa del Este, al independizarse del control soviético, provocando así la caída de la URSS. Una de esas naciones, era la República Democrática de Alemania.

Primero Hungría decidió eliminar su parte de la frontera, lo mismo sucedió con Austria y Checoslovaquia. Eso permitió que cada vez más ciudadanos del Este pudieran escapar el régimen soviético.

Fueron ciudadanos los primeros en destruir el muro en un proceso que tardó dos años, un periodo en el que finalmente Alemania se reunificó. Oriente abrió sus puertas, permitiendo la liberalización de cada una de las áreas del país y se disolvió en 1990 para darle paso a la República Federal de Alemania, como se conoce actualmente.

El muro de Berlín. 9 de Noviembre de 1989.
Fuente: Reuters.

¿Por qué es importante conmemorar la caída del muro?

El muro de Berlín puede ser visto como una frontera geográfica. Pero la verdad es que es mucho más que eso. Ese muro separaba dos visiones ideológicas distintas y dos formas de comprender la política, la cultura, y dos humanidades gestándose.

La caída del muro significó también un descubrimiento para las personas que vivían a ambos lados de el. Y mientras que los habitantes del este tuvieron que reinventarse y adaptarse a la nueva cultura occidental, los de occidente descubrieron que no todo era un gulag al otro lado del telón de acero.

El muro de Berlín en un símbolo de las heridas que dejaron los principales regímenes totalitarios del siglo XX. No conmemorarlo es olvidar lo que hombres llenos de ego exacerbado pueden hacerle a la humanidad y es un constante recordatorio de lo que no debemos permitir que vuelva a ocurrir en el mundo.

No importa donde se edifique ni donde esté, un muro es separación, aislamiento y muerte cuando obedece a factores de dominación y esto es lo   que simboliza el Muro de Berlín.

La pared que se alarga por el territorio de Berlín occidental se ha convertido en un inmenso mural de expresión popular. Actualmente los restos del muro, de la represión y de la Guerra Fría son una de las mayores atracciones turísticas de Alemania.

En un Estado totalitario la situación es, permanentemente y en todos los campos, la misma que en los demás países domina algunos ámbitos en tiempos de guerra. Se ocultará a la gente todo lo que pueda provocar dudas acerca de la competencia del Gobierno o crear descontento.

Friedrich Hayek

Gracias por leernos. También puedes compartir este artículo con tus
amigos, familiares, seres queridos y no tan queridos.
Miss Política
0 votes
A %d blogueros les gusta esto: