Otra vez Venezuela

Leave a comment

Luego de que la  elección de Maduro ​​haya sido denunciada como una farsa por Estados Unidos, la Unión Europea y todos los principales países de América Latina, se haya prohibido la postulación de los candidatos de oposición más populares así como tampoco se permitió la entrada a observadores internacionales creíbles y como ya se sabe, el tribunal electoral es un títere del gobierno… sucedió lo que ya muchos esperábamos. Maduro es reelegido Presidente de la República, con 6.157.185 votos según datos del CNE.

Como suele suceder luego de una elección en que una vez más el candidato de Gobierno resulta vencedor, son muchos los venezolanos que se sienten con desilusión, frustración y con desesperanza. Pareciera que es parte del día a día del venezolano creyente de que la situación va a cambiar más pronto que tarde.

La pregunta del millón de dólares es ¿Ahora que va a pasar? Ya que si bien es cierto, la comunicad internacional desconoce los resultados de las elecciones, pareciera que para el Gobierno venezolano es una reafirmación y ratificación de que continuarán muchos años más en el poder. Y es justamente lo que queremos analizar hoy.

La primera opción es quizá la más obvia, y es la de realizar reformas a la constitución y asimilarla al modelo electoral cubano en el cual solo los partidarios del Gobierno pueden ser electos. Y como ya ha venido ocurriendo, los críticos del Gobierno podrían ser apresados y censurados, incluso acusados de traición a la patria.

La segunda opción es la de llamar a la reconciliación nacional convocando a sectores de la oposición a que formen gobierno. Esta sin duda, parece una utopía. Hay analistas que creen que podría existir una posible coalición con el candidato opositor Henri Falcón, pero como ya todos saben, es un falso opositor y aunque cantó fraude el día de las elecciones (crónica de una muerte anunciada), quizá es parte del juego político. Quizá Bertucci pueda dar una sorpresa queriendo crear alianzas con el Gobierno Nacional, pero no me sorprendería ya que también decidió participar de una elección que no se sostuvo en un juego político congruente.

Como tercera opción, puede suceder que no ocurra nada, mas que el Gobierno respire de haberse ratificado por la vía electoral por unos años más. Esto implica que el pueblo venezolano siga viviendo una crisis humanitaria que parece no tener fin. No exista el dinero en efectivo en las calles, los negocios sigan cerrando, el transporte siga escaso e instituciones bancarias sigan siendo allanadas e intervenidas.

En lo social, el éxodo venezolano seguirá creciendo y esto en parte, ayuda a que el Gobierno venezolano siga manteniendo el control del país y no tenga que lidiar con críticos e incluso con la única resistencia que tomaba las calles.

En lo económico, el salario mínimo seguirá siendo prácticamente inútil,  ya que solo alcanza para comprar dos latas de atún. Mientras que la canasta básica alimentaria se ubica en más de 100 millones de Bolívares (el salario mínimo es de Bs. 2.55 millones incluyendo el bono de alimentación). El salario mínimo en Venezuela al cambio a tasa oficial equivale a US$37,11, pero es de apenas US$3,6 si usamos el cambio paralelo en el mercado negro, el que de hecho fija en la economía real buena parte de los precios.

Mientras tanto, así se ha expresado la Comunicad Internacional luego de la desolada elección presidencial en Venezuela:

  • Donald Trump prohíbe transacciones con Venezuela y la petrolera PDVSA.
  • Varios de los países que conforman el G20 (Argentina, Australia, Canadá, Chile, Estados Unidos y México), desconocieron los resultados de las elecciones.
  • El grupo de Lima ha llamado a consulta a sus embajadores en Venezuela.
  • Henrique Capriles llama a una unificación de la Mesa de la Unidad.

Si me preguntan qué creo que pasará después de las elecciones del pasado Domingo, les diría que creo que Venezuela seguirá cayendo en el caos, hasta que las crecientes presiones extranjeras, una rebelión nacional o un movimiento militar para restaurar el orden constitucional pongan fin a la crisis y aún después de esto, al país le costará mucho reponerse de tantas fisuras.

Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales y subscríbete a mi blog. Gracias desde ya por leerme.

MP.

 

0 votes