¿Qué está pasando en Galápagos?

Ecuador hizo sonar la alarma después de que su armada descubriera una enorme flota pesquera de embarcaciones en su mayoría con bandera china a unas 200 millas de las islas Galápagos , el archipiélago que inspiró la teoría de la evolución de Charles Darwin.

Alrededor de 260 barcos se encuentran actualmente en aguas internacionales a las afueras de una zona económica exclusiva de 188 millas de ancho alrededor de la isla, pero su presencia ya ha planteado la posibilidad de daños graves al delicado ecosistema marino, dijo la ex ministra de Medio Ambiente, Yolanda Kakabadse.

«El tamaño y la agresividad de esta flota contra las especies marinas es una gran amenaza para el equilibrio de las especies en las Galápagos», dijo en una entrevista al diario inglés, The Guardian. 

Kakabadse y un ex alcalde de Quito, Roque Sevilla, fueron encargados el lunes de diseñar una «estrategia de protección» para las islas, que se encuentran a 563 millas al oeste del continente sudamericano.

¿Qué está pasando en Galápagos y por qué la alarma?

Los buques pesqueros chinos llegan cada año a los mares alrededor de las Galápagos, que fueron declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1978, pero la flota de este año es una de las más grandes vistas en los últimos años.

¿Por qué la pesca en Galápagos?

qué está pasando en Galápagos

La Reserva Marina de Galápagos tiene una de las mayores concentraciones de especies de tiburones del mundo , incluidas las variedades de ballenas y martillos en peligro de extinción.

Las Islas Galápagos son famosas por sus plantas y vida silvestre únicas. La Unesco describe el archipiélago, visitado por un cuarto de millón de turistas cada año, como un «museo viviente y un escaparate para la evolución».

Además de ser famosa por la inspiración sobre la Teoría de la evolución de Charles Darwin. 

¿Se trata entonces de una pesca ilegal?

Cada país tiene derecho a lo que se conoce como Zona Económica Exclusiva, que por lo general, son 200 millas náuticas desde la plataforma continental. En esta área, solo las embarcaciones que tengan la respectiva autorización del país en cuestión, pueden realizar actividades económicas como extracción de petróleo, gas o pesca. 

Ecuador tiene soberanía sobre sus 200 millas náuticas, pero como las Islas Galápagos también forman parte del país, esto añade otras 200 millas náuticas adicionales. Por eso, la Zona Económica Exclusiva de Ecuador tiene la siguiente forma:

La ZEE de Galápagos tiene una forma casi redonda, mientras que la del país que parte de la plataforma continental, es un poco más rectangular y puede verse más pequeña. En la zona que se marca en rojo, el país no tiene jurisdicción ni económica ni legal, son aguas internacionales.

El problema es que las especias marinas viajan constantemente desde el archipiélago hasta las costas ecuatorianas atravesando las aguas internacionales, y es allí donde se encuentran los buques pesqueros, evitando así una violación a la soberanía ecuatoriana. 

¿Qué está haciendo el gobierno de Ecuador?

Roque Sevilla dijo que se realizarán esfuerzos diplomáticos para solicitar la retirada de la flota pesquera china. «La pesca china sin control justo en el borde de la zona protegida está arruinando los esfuerzos de Ecuador para proteger la vida marina en las Galápagos», dijo.

Agregó que el equipo también buscaría hacer cumplir los acuerdos internacionales que protegen las especies migratorias

Kakabadse dijo que también se realizarán esfuerzos para extender la zona económica exclusiva a una circunferencia de 350 millas alrededor de las islas que se uniría con la zona económica del continente ecuatoriano, cerrando un corredor de aguas internacionales entre los dos donde la flota china está actualmente situado.

Ecuador también está tratando de establecer un corredor de reservas marinas entre los vecinos del Pacífico, Costa Rica, Panamá y Colombia, que sellaría áreas importantes de diversidad marina, dijo Kakabadse.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, describió el archipiélago como «una de las zonas de pesca más ricas y un semillero de vida para todo el planeta«, en un mensaje en Twitter durante el fin de semana.

La marina ecuatoriana ha estado monitoreando la flota pesquera desde que fue vista la semana pasada, según el ministro de defensa del país, Oswaldo Jarrín. «Estamos en alerta, (realizando) vigilancia, patrullando para evitar un incidente como lo que sucedió en 2017», dijo.

Antecedentes

El incidente de 2017 al que se refirió el ministro de defensa,  fue la captura por parte de la marina ecuatoriana dentro de la Reserva Marina de Galápagos de un buque chino. Se descubrió que el Fu Yuan Yu Leng 999, parte de una flota aún más grande que la actual, transportaba 300 toneladas de fauna marina, en su mayoría tiburones.

«Nos horrorizó descubrir que una enorme flota pesquera industrial china se encuentra actualmente frente a las Islas Galápagos», dijo John Hourston, portavoz de Blue Planet Society, una ONG que hace campaña contra la sobrepesca.

Aunque no exista ingreso a la ZEE. ¿pueden existir violaciones a la normativa internacional?

Para Marco García León, abogado y representante de la organización ambiental internacional Sea Shepherd Legal la respuesta es sí, ya que estos barcos pueden estar violando, por ejemplo, las disposiciones y normas de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), disposiciones propias de la ley china (si es que se realizan capturas de especies incluidas en CITES o por la CIAT, como el tiburón sedoso).

También puede haber trasbordos ilegales en zonas que están protegidas.

García afirmó que Sea Shepherd ha tenido éxito asistiendo a varios Estados en el pasado y reuniendo pruebas de la pesca ilegal por parte de China y embarcaciones con banderas de otros países.

“Hemos enviado informes legales al Estado de la bandera de la embarcación, al Estado ribereño, a las organizaciones regionales portuarias y a la Interpol”, dijo en una entrevista a un diario ecuatoriano. 

Sin embargo, existe un factor para hacer que el trabajo sea mucho más exhaustivo y exitoso que es el trabajo en equipo: “Como Sea Shepherd somos una herramienta de apoyo, pero quienes tienen el conocimiento de lo que pasa en su propio país”.

En Ecuador, esta responsabilidad cae sobre la Fiscalía General del Estado (FGE), Unidad de Protección del Medio Ambiente de la Policía Nacional, Parque Nacional Galápagos y la Armada del Ecuador.

Marco García León, aseguró también, que dentro de la flota pesquera de 260 barcos que se encuentra en el límite de la Zona Económica Exclusiva del Ecuador (ZEE) podría haber barcos ecuatorianos.

García afirmó esto dentro de su comparecencia virtual en la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea Nacional de Ecuador. 

“Nosotros entendemos que esta flota, si bien ha sido llamada flota china porque principalmente tiene embarcaciones de ese país, también hay la posibilidad de que haya barcos con bandera de otros países, incluso con bandera ecuatoriana”, señaló.

¿Puede el gobierno ecuatoriano hundir los barcos chinos?

De poder, puede. Pero sería una declaración de guerra a China, con quién además tiene alianzas económicas y comerciales (Ecuador exporta bananas, petróleo y mariscos), y una deuda de más de 6 mil millones de Dólares a China. 

Además, las embarcaciones chinas son solo buques pesqueros, de los que China no se hace responsable, y no militares, por lo que China protestaría por la violación a sus ciudadanos, pudiendo sancionar a Ecuador. 

Sin embargo, lo que puede hacer Ecuador, es pedir ayudar y trabajar en conjunto con sus países vecinos, como Perú y Colombia, quienes también se han visto afectado por la pesca ilegal de buques chinos en reiteradas oportunidades, creando una fuerza naval más grande. Simultáneamente, debe ejercer una presión diplomática hacia China para evitar un mayor problema. 

Después de todo, sería un buen momento para que los países sudamericanos unan fuerzas y trabajen en conjunto por problemas comunes. 

#SOSGalápagos: activismo digital para exigir que la flota pesquera china se aleje del archipiélago

qué está pasando en Galápagos

Con la etiqueta #SOSGalápagos cientos de activistas y organizaciones ambientales exigen, a través de redes sociales, que el Gobierno de Ecuador haga todo lo posible para alejar a la flota de 260 barcos pesqueros chinos que está frente de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) del Ecuador y la Reserva Marina de Galápagos (RMG) pescando.

Los reclamos tomaron más fuerza al conocerse que el tiburón ballena Esperanza, que forma parte de un programa de rastreo satelital, dejó de transmitir su ubicación.

Si bien no hay evidencia de que el animal fue pescado por la flota china, autoridades nacionales han dicho que es demasiada coincidencia que se pierda la señal con el arribo de las embarcaciones. 

El científico ecuatoriano Inty Gronneberg, reconocido por su trabajo en pro del medioambiente, aseguró que países industrializados como China han agotado sus recursos marinos en sus aguas domésticas y que ahora sus flotas deben viajar a las costas de naciones en desarrollo como Ecuador para cubrir su demanda: “Sus procesos no son sostenibles y generan afectaciones económicas y ecológicas”.

El Movimiento Animalista Nacional afirmó que los países latinoamericanos han demostrado poca o ninguna capacidad para detener “la embestida de la flota pesquera china que arrasa nuestros ecosistemas marinos”.

0 votes

Miss Política

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: