¿Qué pasa por la mente de Donald Trump?

que pasa por la mente de donald trump
Y en la carta de hoy nos preguntamos qué pasa por la mente de Donald Trump y varios sucesos para pensar que pasan en el mundo esta semana.

¿Cómo se le llama a la salida imprevista e involuntaria de un presidente electo democráticamente? y ¿qué pasa cuando un presidente electo se niega a abandonar el cargo? Esta fue una pregunta que nos hicimos esta semana en las redes sociales.

A pesar de las leyes, las instituciones y de la inagotable literatura académica, lo cierto es que, a veces, las transiciones de poder son desordenadas y confusas.

Andrew Higgins escribía ayer que en la caja de herramientas de los dictadores hay varias estrategias conocidas: argüir fraude, negar la derrota y usar la maquinaria del gobierno para revertir los resultados electorales cuando no les favorecen.

Por el contrario, cientos de peruanos han salido a las calles esta semana después de que el Congreso destituyó al presidente Martín Vizcarra, quien gozaba de amplio apoyo popular. Medios de comunicación reportaban  que los manifestantes denunciaron “lo que han llamado un ‘golpe’ congresal, al acusar a los legisladores de pervertir la justicia para su beneficio personal en un momento de grave crisis nacional”  y han viralizado el Hasgtag #Estecongresonomerepresenta y #Noalgolpe en redes sociales.

Ninguno de estos escenarios, que como hemos observado esta semana ponen a prueba los mecanismos democráticos, son agradables.

¿Golpe de estado o ingenuidad política?

que pasa por la mente de donald trump

En estos días todos se preguntan qué pasa por la cabeza del presidente Donald Trump, hasta dónde va a llegar. ¿El presidente de Estados Unidos está intentando un torpe autogolpe para quedarse en el poder? ¿Está interpretando un calculado acto de bravuconería para quedar bien ante las cámaras? ¿O de verdad tiene la razón? Cualquiera de esas posibilidades es un escenario real. Pero, sin duda, la primera sería la peor de esta lista de opciones desagradables.

Así  que fue un alivio encontrarme con este hilo de Twitter de Erica de Bruin, una profesora del Hamilton College que literalmente escribió el libro sobre cómo prevenir golpes de Estado. “El tipo de medidas que está tomando Trump para desacreditar las elecciones y permanecer en el poder son increíblemente preocupantes, pero no son un golpe”, escribió.

“Es muy  raro intentar un golpe sin el respaldo del ejército”, escribió Bruin. “No creo que nadie que estudie el ejército de Estados Unidos piense que apoyaría un golpe”. El ejército es una institución diversa y muy profesionalizada. Entonces, si bien el presidente Trump y otros miembros del Partido Republicano podrían insinuar, amenazar o incluso hacer una campaña a favor de un golpe, sin el respaldo de los militares sería poco probable que realmente suceda.

Y, como he dicho en reiteradas oportunidades, los golpes exitosos necesitan una coordinación con las élites poderosas (nadie quiere participar en un golpe fallido). Entonces si, por poner un ejemplo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) es leal a Trump, eso no significa necesariamente que estén dispuestos a participar en un golpe armado si eso implica ir en contra de las fuerzas militares.

Pero esta es, en el mejor de los casos, solo una noticia moderadamente buena. Porque ya sea que se trate de desinformación deliberada o de una incapacidad genuina para aceptar la realidad, es casi seguro que esta situación afectará la confianza pública en las instituciones y la legitimidad del gobierno de Estados Unidos.

Erosionar la confianza pública es, en sí mismo, bastante dañino. Las investigaciones muestran que cuando las personas consideran que las instituciones son ilegítimas o poco confiables, es más probable que apoyen la violencia por cuenta propia. Y Liliana Mason y Nathan Kalmoe, politólogos que estudian el apoyo a la violencia política de los estadounidenses, descubrieron que las personas eran más propensas a respaldar la violencia cuando creían que sus oponentes políticos eran peligrosos para Estados Unidos, malvados o que se comportaban como “animales”.

No es difícil ver el modo en el que la historia del robo de las elecciones podría aumentar ese tipo de desconexión moral.

La salida de Trump del poder está programada para enero, sin importar que acepte o no que perdió la contienda. Pero su negativa a aceptar los resultados electorales puede seguir tambaleando la legitimidad de las instituciones y por ende, la democracia estadounidense mucho después de su partida.

Algo más para pensar

  • En Brasil, Bolsonaro se pone el sombrero de Mr. Democracia. El presidente, ya conocido por ser extremista, ha dado un giro a su política de confrontación para hacer viable su gobierno. Detrás del juego, ¿se encuentran artimañas ya viejas de la clase política o por el contrario, se ha dado cuenta que la mejor forma de gobernar es tener una relación cordial con los distintos actores civiles e insittucionales?
En Kenia, un +árbol de higos recibe un indulto.
Ecologistas se anotan una victoria en Kenia.
  • En Kenia, un árbol de higos recibe un indulto.  La higuera de cien años, cuya eliminación estaba prevista para construir una nueva autopista, se conservará tras la reacción de los ecologistas preocupados por la reducción de los espacios verdes en Nairobi. Una buena noticia para el medio ambiente. El  anuncio supuso una victoria tanto para los ecologistas como para los dirigentes culturales de Kenia que denunciaron los esfuerzos por cortar o reubicar la higuera, que muchas comunidades consideran sagrada. Algunos especialistas habían dudado que el antiguo árbol, que tiene cuatro pisos de altura, hubiera sobrevivido al desarraigo y al traslado.
  • El Papa Francisco promete poner fin al abuso sexual en la Iglesia. Sus primeros comentarios públicos luego de la publicación de un informe que detalla el mal manejo por parte del Vaticano de las acusaciones de abuso sexual contra el excardenal Theodore McCarrick, el papa Francisco prometió que la Iglesia Católica trabajaría para «desarraigar este mal». Mientras, esta semana un inusual documento sobre el cardenal caído en desgracia implicaría a tres papados distintos en un escándalo de mala conducta sexual. No lo niego, soy escéptica al respecto, las promesas siempre vienen luego de un escándalo.
Langures de Popa en Myanmar en peligro de extinción.
Langures de Popa, en Myanmar.
  • Científicos descubren una especie de primates… y ya está en peligro de extinción. Los langures de Popa son una especie de primates descubierta en las selvas de Myanmar, pero se encuentran en peligro de extinción. Se estima que solo quedan entre 200 y 260.

Y para terminar…

La nueva hamburguesa sin carne de Mcdonals.
Fuente: Macdonald´s.

El nombre de la hamburguesa sin carne de McDonald’s genera burlas en las redes. La hamburguesa «McPlant» de McDonald’s está recibiendo duras críticas en las redes. No por su sabor sino por su nombre.

0 votes
About the author
Este artículo fue escrito por Maira Pereira, sociólogo, estratega política y corporativa y editora política. Escribe para medios digitales con enfoque millennial como Cultura Colectiva y Revista Young. Puedes seguirla en redes sociales como @mairapereiram o contactarla por e-mail a: maira.pereiram@gmail.com
48842361
A %d blogueros les gusta esto: